1 Jun - 2020
Categorías:

El Minimalismo dentro de la Arquitectura Actual

En la arquitectura como en todo arte se presentan diferentes estilos y tendencias que marcan las distintas épocas y por lo tanto la evolución y el modernismo dentro de la misma. Actualmente se ha apostado por un nuevo estilo, que ha marcado una definida tendencia y ha cautivado a distintos arquitectos a nivel mundial, el minimalismo dentro de la arquitectura actual, identificamos su impacto al notar que cada vez son más las obras que presentan este estilo.

El estilo minimalista se puede entender como aquel que busca conseguir una excelente obra con elementos simples y en menor cantidad, este estilo está bajo la premisa de “menos es más”, que desde los años noventa ha conseguido grandes adeptos. El minimalismo dentro de la arquitectura actual muestra la intencionalidad de crear grandes obras con la menor cantidad de elementos, llevándola a su esencialidad, definiendo cada elemento por su aspecto geométrico y su simpleza.

El inicio del minimalismo

Puede decirse que el estilo minimalista es una corriente que nace en Europa, a través de la premisa “menos es más” expuesta por el arquitecto Ludwig Mies Van Der Rohe, quien es un alemán nacionalizado en EEUU, y dirigió la Escuela de arte y diseño de la Bauhaus en Alemania, lugar en donde pudo materializar sus ideas acerca de la pureza de las formas, y su uso desde un sentido artístico que llena al diseño industrial de gran personalidad.

Este arquitecto construye para el año 1929 el Pabellón Alemán para la Exposición Universal De Barcelona, el cual mostraba un nuevo estilo en la arquitectura, pues presentaba la ausencia de espacios cerrados, además de la reducción de las fronteras entre el exterior y el interior, donde se aumenta la fluidez y conexión de ambas zonas. Esta construcción incluía materiales como el acero, el cristal, piedras como el travertino romano y el mármol, lo que generó una nueva concepción en la construcción.

El minimalismo dentro de la arquitectura actual es entonces una tendencia creciente que ha cobrado mucha fuerza, y se presenta mayormente en la construcción de las casas modernas a partir de los años ochenta, pero con mayor abarque a partir de la década de los noventa hasta la actualidad.

Características del minimalismo

El estilo minimalista puede caracterizarse por la simpleza de sus formas donde entran en juego las líneas puras y los espacios amplios y despejados, usando colores neutros que generan un ambiente equilibrado y armónico. En esta tendencia los elementos deben mostrar suavidad y orden, se busca evitar aquellos elementos excedentes que sobrecarguen el ambiente.

El minimalismo dentro de la arquitectura actual se basa en construir cada uno de los espacios con la menor cantidad de elementos posibles en función de eliminar cualquier elemento sobrante que pueda verse como accesorio, en este estilo cada uno de los elementos deben combinar y poseer una utilidad, donde juntos presenten una unidad.

Puede decirse que resaltan la precisión de los acabados, mostrando sencillez en sus formas, algunos pueden entenderlo como la economía del lenguaje y medios, en los que resalte el orden y la concentración y evite la contaminación visual y la saturación.

Elementos del minimalismo

Como todo estilo arquitectónico el minimalismo presenta sus propios elementos que lo caracterizan, para definirlos hay que entender que cada uno juega un papel fundamental para crear entonces un diseño integrado que muestre una armonía y sincronización de sus partes.

El minimalismo dentro de la arquitectura actual se presenta con el uso de colores puros, materiales industriales, realce de las formas geométricas donde se pueda resaltar el todo ante las partes, recordando que uno de los preceptos más importantes de este estilo es que todo tiene que ver con todo. Ahora bien, especifiquemos cada uno de los elementos:

  • Los colores:

Cuando hablamos de minimalismo los colores cobran un papel fundamental, destacan los colores puros con superficies o fondos monocromáticos, prevalece el uso de colores suaves como el blanco y el beige, pueden incluirse también algunos tonos de grises y el negro, estos colores pueden contribuir tanto para la acentuación de los detalles como para el aumento de la luminosidad.

Pueden incluirse algunos detalles de colores llamativos que den un toque luminoso, bien sea en una alfombra, un cojín u otro objeto único que tenga un color llamativo como el rojo o el amarillo.

  • Los materiales:

El minimalismo dentro de la arquitectura actual ha incluido en sus construcciones materiales diversos como la madera, que se puede presentar en pisos y muebles, también el uso del vidrio que puede servir para imitar un área sin que rompa el efecto visual de amplitud, además del cemento alisado que ha generado grandes impresiones, así como también las piedras como el mármol y el granito, el alambre de acero, el cuero, entre otros.

  • Las paredes:

estas son de textura lisa, con colores claros preferiblemente blanco, donde se evite cualquier adorno extra, sin embargo, puede agregarse algún cuadro si el ambiente lo permite, también las paredes pueden estar cubiertas con piedras, siendo estas a su vez toda la decoración necesaria.

  • Los Muebles:

Siguiendo con toda la línea de la funcionalidad y la simpleza, los muebles que integran el ambiente deben ser también funcionales y con líneas puras, dentro de la decoración minimalista se reduce la cantidad de muebles, y estos no siempre están visibles, pues pueden guardarse para hacer el espacio más funcional.

  • Los textiles:

El uso de las telas dentro del diseño minimalista es también muy importante, se buscan telas que aporten frescura y relajación, pueden usarse telas con texturas, de colores claros como el lino o lonetas. En caso de usar cortinas, preferiblemente deben ser blancas y poseer líneas rectas y simples.

Ventajas del minimalismo

Es importante entender porque esta tendencia arquitectónica ha tomado tanto auge en la actualidad, y es que el minimalismo responde a las necesidades de las personas y juega con los espacios de una forma artística y funcional.

La ventaja principal del minimalismo es la simplicidad y la reducción de los elementos, puesto que la economía de los materiales y de los elementos decorativos permiten una reducción de los costos en la construcción, sin que esto afecte en la majestuosidad de la obra.  Además, podemos destacar que este estilo incorpora materiales que son de mayor resistencia y durabilidad, los cuales aportan mayor sustento a las construcciones de este tipo y brindan mayor funcionalidad en la misma.

Sumado a esto podemos incluir que el minimalismo dentro de la arquitectura actual responde a la idea de un símbolo moderno, que enmarca el tiempo en que vivimos hoy, y que contiene un carácter humanista importante, pues estas construcciones destacan los elementos naturales y se centran en la luminosidad de las cosas, agregando que toma en cuenta como el ser humano interactúa en los distintos ambientes brindándole la mayor funcionalidad posible y aportando una relajación tanto espiritual como psicológica dada la limpieza y orden que presenta.

Finalmente la arquitectura minimalista acompañada de un diseño de interiores del mismo estilo aporta entonces una expresión artística importante que cada vez más consigue agradar al público en la que se integran aspectos modernos y totalmente favorables para la funcionalidad que es necesaria dentro de una construcción actual.

 

 

Escriba una Respuesta o un Comentario